7 riesgos tecnológicos a los que se puede enfrentar su empresa

 

riesgos para la seguridad informatica

 

En un mercado en expansión y crecimiento tecnológico los riesgos también aumentan. De hecho, para Julio Balderrama, CEO en ciberseguridad, los riesgos se multiplican a medida que la tecnología avanza.

Cada vez existen más dispositivos, más programas y, por lo tanto, más desafíos para garantizar la seguridad informática de su empresa. Así como conocemos y empleamos la tecnología más avanzada, debemos también estar al tanto de sus riesgos y amenazas.

 

  1. Uso de las redes sociales

 

¿Las redes sociales, un riesgo? Así es. Estas plataformas, que tantos beneficios ofrecen a los negocios, también tienen sus amenazas.

¿Cómo? Balderrama nos lo explica de una forma muy simple: si al entrar en las redes sociales un usuario no dispone de cultura de ciberseguridad, puede causarle inconvenientes a la empresa.

Un mal uso de las redes puede propagar información confidencial de una compañía. De hecho, son más comunes de lo que cree los empleados que difunden —intencionalmente o no— información sensible de sus organizaciones.

Además, según la firma de seguridad informática Check Point, plataformas como Twitter y Facebook son puntos de entrada para códigos maliciosos, violaciones de normas y pérdida de datos.

 

  1. Falta de concienciación de los usuarios y del personal

 

Otro de los riesgos más comunes es la poca educación en ciberseguridad de los empleados, lo que —como explica el consultor de FSA Latam— lleva a una mala utilización de los recursos y expone la seguridad de la compañía.

En ese sentido, el experto recomienda que las empresas implementen soluciones tecnológicas para ayudar a sensibilizar, regular y concienciar a los empleados acerca de su comportamiento digital y del uso de la tecnología.

 

  1. Falta de planificación de las inversiones tecnológicas

 

Las empresas invierten constantemente en tecnología: modifican, cambian y actualizan plataformas y procedimientos tecnológicos. “Sin embargo, no consideran o planifican cómo esos cambios de tecnología afectarán la seguridad de la organización o a sus empleados”, afirma Balderrama. Por ello, la poca o ninguna planificación de las inversiones tecnológicas se convierte, con el paso del tiempo, en un gran problema de seguridad para la empresa.

 

  1. Aparatos móviles

 

Un smartphone o una computadora pueden ser los mejores aliados tecnológicos para un empleado, pues permiten cumplir tareas de forma portátil y desde cualquier lugar. Pero también son blancos fáciles.

“La movilidad nos trajo una gran ventaja, como los dispositivos portátiles, pero la descentralización de la información y el control de la conectividad de los dispositivos implica también riesgos tecnológicos”, sostiene Balderrama.

De hecho, en la mayor parte de los delitos informáticos que ocurren en Latinoamérica está implicado un dispositivo tecnológico portátil, principalmente un teléfono inteligente.

 

  1. Credibilidad de la empresa

 

Un riesgo que quizás pocos toman en cuenta es la vulnerabilidad a los ataques. Los ataques informáticos no solo pueden afectar física, personal y  económicamente a una compañía. Para Balderrama, la imagen de la compañía es lo primero que sufre.

Un ataque cibernético puede comprometer datos e información importante de los clientes, lo que sin duda afectará la relación, la credibilidad y la confianza entre el usuario y la empresa.

 

  1. Dinamismo de la información

 

El flujo de información dentro de una compañía es muy dinámico. Diariamente se comparten y se archivan imágenes, documentos, presentaciones u hojas de cálculo. En las organizaciones se usan herramientas tecnológicas que permiten organizar enormes cantidades de datos o manejar información entre muchas personas mediante correos electrónicos poco seguros, por ejemplo.

La creación de usuarios en plataformas que permiten tener información en línea suele también ser un arma de doble filo y es uno de los riesgos tecnológicos que más preocupa a los expertos.

 

  1. Tecnología no segura

 

Sí, es tecnología, pero no es Dios. Una empresa puede ponerse en riesgo por los fallos intrínsecos en la seguridad de la tecnología que emplea o debido a que usa equipos poco seguros. “El riesgo tecnológico tiene su origen en el continuo incremento de herramientas y aplicaciones tecnológicas que no cuentan con una gestión adecuada de seguridad”, asegura el especialista argentino.

En ese sentido, lo más recomendable es contar con equipos, dispositivos móviles y tecnología que ofrezcan mayor seguridad en el mercado. Empresas como HP están a la vanguardia en temas de ciberseguridad; entre su oferta disponen de computadores con protección contra malwares o con navegación más segura, como es el caso de HP Sure Start, que cuando se inicia verifica si el programa es original y trabaja con encriptación de datos.

“Si conoces a tu enemigo y te conoces a ti mismo, en cien batallas nunca serás derrotado”, afirma Sun Tzu en El Arte de la Guerra. Probablemente, si Sun Tzu hubiese vivido en esta era tecnológica diría: “Si conoces tu tecnología y conoces tus riesgos, en cien ataques informáticos nunca serás derrotado”. Así que, si no conocía estos riesgos, es momento de que se prepare para reducirlos con una adecuada planificación.

 

Fuentes:
 

 

El texto de este artículo y su investigación fue desarrollado por Kontent Room.

 

Para leer este artículo completo, suscribase aquí